¿Que es un suplicatorio o una comisión rogatoria? Te lo contamos…

Jueves 13 junio 2013. En Actualidad, por Fernando Martín

En muchas ocasiones, desafortunadamente cada vez más, escuchamos en la prensa estos dos términos jurídicos que pueden parecernos complejos y que mucha gente confunde.

Para acabar con esta complejidad y confusiones, vamos a ver en qué consiste cada uno de ellos y por consiguiente las diferencias entre los mismos, que son considerablemente relevantes.

Un suplicatorio es el trámite procesal que se produce cuando una instancia judicial solicita, a un órgano del poder legislativo, autorización para enjuiciar a alguien que ostenta una protección por su condición de parlamentario, otorgada por la ley, estatuto de autonomía o por la propia constitución, y que se exige, como paso previo a la apertura de juicio oral contra el mismo, por su condición de parlamentario. Es una consecuencia necesaria de la inmunidad parlamentaria de la que gozan los diputados y diputadas de las cortes generales, tanto el congreso de los diputados como el senado así como los parlamentarios de la mayoría de las cámaras legislativas autonómicas.

Este suplicatorio, en aplicación de la inmunidad parlamentaria consagrada en el Artículo 71 de la Constitución, solo se da en el ámbito penal, como así ha confirmado la STC 9/1990.

La solicitud planteada, el suplicatorio, por el órgano jurisdiccional ante la cámara a la que el parlamentario pertenece conlleva un procedimiento específico dentro de la misma, concluyendo con el pronunciamiento del pleno de dicha cámara, ya sea en sentido favorable, con la continuidad de la causa, o desfavorable, que comportaría su suspensión, siendo cuestión aún debatida si exigiría igualmente el sobreseimiento libre de la causa o no.

En cambio, una comisión rogatoria se da cuando una determinada práctica, como puede ser por ejemplo una prueba consistente en el interrogatorio de un testigo, ha de hacerse fuera del territorio de competencia jurisdiccional, en el extranjero, y por ello se ha de solicitar, al Estado que corresponda y sea el competente en ese territorio, colaboración para llevarla a cabo.

Dicha solicitud de auxilio judicial en el extranjero se realiza, a través del TSJ correspondiente, al Ministerio de Justicia español, quien es el encargado de hacerlo llegar a la autoridad correspondiente del Estado requerido.

Como podemos extraer de todo lo anterior, la diferencia es notable, en un caso se trata de una cuestión interna del Estado y en la otra implica a Estados extranjeros. Además, en un caso se está solicitando autorización para enjuiciar frente a la otra que lo que se solicita es auxilio judicial. Por último, en el caso del suplicatorio afecta y se da únicamente en casos concretos, cuando a la persona se le aplica el estatuto del parlamentario, frente a la comisión rogatoria, que no exige requisitos concretos en cuanto a la persona implicada.

Vía Luis Miguel Larriba lmlarriba@iurisconsultor.com

iurisconsultor.com

  • Concretar Cita

    Si desea concretar una cita con uno de nuestros abogados no dude en contactar con nosotros.

  • Solictar Presupuesto

    Pídanos presupuesto sin ningún compromiso.

IURISCONSULTOR LEGAL NETWORKS
Pº de la Castellana 40, 8º Planta - 28046 Madrid [España] Tlf: 911 853 155 - Fax: 911 853 111
Copyright © 2012 IURISCONSULTOR.COM